Prensa

Prat-Gay: “No se sorprendan si por el blanqueo el sistema financiero termina siendo 10% más grande”

Lo afirmó el Ministro de Hacienda y Finanzas de la Nación al disertar en  la 50 Asamblea Anual de Felaban

 

Buenos Aires, 8 de noviembre - El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, se mostró hoy optimista sobre el resultado del blanqueo de capitales y dijo a los banqueros que el sistema financiero podría terminar siendo un “10 por ciento más grande” cuando concluya la etapa de la declaración de efectivo, el 21 de noviembre próximo.

Al hablar en la 50 Asamblea Anual de FELABAN, el ministro destacó que los bancos son “la polea de transmisión entre la confianza, el ahorro y la inversión productiva”, a partir del “cambio”

“Tuvimos un salto notable en los anuncios de inversión, de 10.000 millones de dólares en un mes, y recién antes de entrar me comentaba Claudio Cesario (presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina), que ya están los distintos bancos locales consiguiendo líneas de crédito”, lo cual refleja el optimismo del sector ante esta nueva etapa, dijo Prat-Gay ante más de 1.500 banqueros reunidos en el hotel Hilton de Puerto Madero.

El funcionario se entusiasmó con que el régimen de Sinceramiento Fiscal está “avanzando a muy buen ritmo”.

“No se sorprendan si tras esta primera etapa el sistema financiero termina siendo un 10 por ciento más grande”, dijo Prat-Gay, luego de que se informara que al 31 de octubre último ya se habían declarado unos 4.600 millones de dólares por el Sinceramiento Fiscal.

Explicó que “el dinero que está siendo sincerado estaba en una lata y ahora los ahorristas lo ponen a disposición de la productividad”, y agregó que “esto no es por confianza en un Gobierno sino en todo lo que viene en el país, porque los argentinos comenzaron a creer en sí mismos”.

"No es menor que los ahorristas se sientan seguros con sus fondos en los bancos, después de las crisis financieras recurrentes que registró el país", afirmó Prat-Gay, al destacar el establecimiento del sinceramiento fiscal.

El funcionario se expresó así al hablar sobre "La salida del default. Inserción de la Argentina en el mundo: los desafíos encarados", en la asamblea de Felaban.

Prat-Gay dijo que este encuentro es el “inicio” de una agenda internacional que va a tener muy ocupados a los argentinos en los próximos dos años, con eventos muy importantes que forman parte de la estrategia de Cambiemos de  “reinsertar al país inteligentemente al mundo”.

Durante 2018, la Argentina será el organizador y presidente temporario de las reuniones del G-20, por lo que todo esto conforma la vocación de ir reconectando el país al mundo, expresó el ministro. 

"Seguimos la evolución de los anuncios de inversión: el "Mini Davos" generó un salto de 10.000 millones de dólares en anuncios. Y ya están los bancos locales consiguiendo líneas de crédito, hay un compromiso muy fuerte de varios miles de millones de dólares de financiamiento”, dijo.

E indicó que la confianza “se traduce en crédito y ese crédito al país le sirve para recomponer una infraestructura que ha sido devastada en los últimos años y también para generar empleos, de cara a acercarse a ese eje de bajar los niveles de pobreza”.

“La salida del default fue un punto de partida hacia algo y no un fin en sí mismo, dado que en los últimos años se habían roto los compromisos y se había incumplido la palabra que había empeñado la Argentina en épocas previas”, destacó.

Dijo que "a los argentinos nos veían (hasta la salida del default) como aquellos que no se hacían cargo de resolver sus problemas. Pero hubo varios default, el del 2001 y el default del default, en los canjes anteriores que no se habían concretado los pagos".

También alertó sobre el “default con los jubilados”, al considerar que el gobierno anterior “hacía caso omiso a las sentencias judiciales que ordenaban pagar actualizaciones al sector pasivo, por lo que destacó la Ley de Reparación Histórica que saldará un pasivo de alrededor de 50.000 millones de pesos”.

Dijo que también “se estaba en deuda con las provincias por un acuerdo de años anteriores en el que la Nación se había comprometido a saldar los déficits de las cajas previsionales, pero en 2011 la Nación se desentendió”.

Habló también del default con proveedores del Estado y los países vecinos, como la deuda con Paraguay y Bolivia por electricidad y gas natural, respectivamente.

“La cancelación de deuda en lo que va de 2016 acumula 47.000 millones de dólares teniendo en cuenta capital e intereses: son casi 10 puntos del PBI, hubiese sido imposible atender los compromisos sin acceso al crédito internacional”, señaló.

Prat-Gay consideró que “la alternativa hubiera sido un ajuste feroz en el presupuesto, el gasto, que nosotros no queremos hacer, y con impacto muy fuerte para el proceso de recesión que de a poquito lo vamos dejando atrás”.

"Veníamos de un régimen en el que la norma común era no decirnos la verdad, incluso con el Indec, que se dedicó a mentir sistemáticamente: ¡la pucha si ese no era un default!", se quejó el ministro.

Prat-Gay admitió que la transición “es compleja, pero vale la pena el esfuerzo porque en él se están sentando las bases de un régimen más democrático, republicano e inclusivo que deje atrás la mentira”.

Destacó la capacidad de Cambiemos para “construir gobernabilidad dialogando con los sindicatos y con la oposición en el Congreso”, de donde, consideró, están saliendo "mejores leyes y más legítimas", porque son aprobadas por la mayoría. 

El Ministro resaltó que en el debate del Presupuesto 2017 “se han modificado partidas pero sin ampliar el monto total, lo que da cuenta de la madurez del debate que permite dar previsibilidad a todos los sectores”.

Sin acceso al crédito, no se habría podido financiar la baja gradual de abultados déficit ni proyectar la extensión de los plazos y la baja de interés, lo que genera ahorros presupuestarios del orden de los 6.000 millones de dólares.

"Hoy estamos colocando deuda a las tasas más bajas de nuestra historia, no sólo en dólares sino también en pesos", destacó el funcionario y agregó que nunca hubo aquí un mercado de deuda soberana que fije los parámetros a partir del cual los bancos puedan decidirse a prestar a largo plazo.

Prat-Gay advirtió que “los créditos indexados son un atajo y lo que hay que hacer es bajar la inflación y a su vez la tasa de interés de largo plazo, por que se está en un sistema financiero pequeño en el que está todo por hacerse”.

Según Prat-Gay, esta es una “Argentina diferente: vamos hacia la normalidad reconociendo el punto de partida, diciéndonos la verdad, dialogando con el que piensa distinto, cuando en el resto del mundo hay señales muy contundentes respecto de algunas tentaciones populistas”.

“Venimos de décadas de populismo, que sabemos no funcionó, porque es pan para hoy y hambre para mañana. En ese sentido, es muy importante el rol de los bancos porque el sistema financiero es la polea de transmisión entre esa confianza, el ahorro y la inversión productiva”, afirmó.

Pidió al sector bancario que “se trabaje más en la inclusión financiera, porque es mucho lo que hay que hacer por el lado del pasivo ayudando a la formalización de la economía para una Argentina que va a salir adelante sólo si se trabaja de manera mancomunada”.

“Felaban tuvo la visión hace algunos años de que esto iba a cambiar, por eso invitó a celebrar porque ahora sí la Argentina está cambiando a partir de la toma de medidas duras a partir de un punto de partida muy complejo”, destacó. 

"El pueblo nos dice que hay mucho por hacer, pero la expectativa está muy alta. El 2017 será el año de mayor crecimiento de los últimos seis, con una expansión del 3,5 por ciento", vaticinó.

Prat-Gay se mostró entusiasmado por el dinamismo del campo y los números de Brasil, que indican que el gigante sudamericano va a volver a crecer en 2017, lo cual tendrá un impacto positivo en las economías regionales locales.

El ministro dijo que "está funcionando" lo que el Gobierno dijo que iba a pasar en el segundo semestre de 2016 porque la inflación anualizada de los últimos tres meses ya está en el orden del "16 por ciento", que es más baja incluso que la presupuestada para 2017. 

Agradeció a los banqueros haber “elegido la Argentina para sus deliberaciones y expresó su deseo de que de las mismas surjan muchos negocios”.

Prat Gay, Cesario, Cuéllar y Trettenero

Prat Gay

Contacto de prensa:

Deiby Andrés Ramírez Vanegas
Federación Latinoamericana de Bancos FELABAN
dramirez@felaban.com
(571) 7451187
Cel 3204503897

Rubén Mattone
Asociación de Bancos de la Argentina (ABA)
rmattone@aba-argentina.com
(54-11) 4393-9764
Cel 156603-4004