Prensa

FELABAN - Panel sobre Inclusión Financiera

Especialista aseguró que “la inclusión financiera es una oportunidad de negocios”

Referente del Instituto Mundial de Cajas de Ahorro y Banca Minorista (WSBI) resaltó la importancia del uso de nuevas tecnologías y de la digitalización para incluir a los pobres

Buenos Aires, 8 de noviembre de 2016 – La inclusión financiera de millones de personas sin acceso a la bancarización representa también una “oportunidad de negocios”, aseguró hoy la consejera Senior para la región de América Latina y el Caribe del Instituto Mundial de Cajas de Ahorro y Banca Minorista (WSBI), Aimée Suárez.

En el marco del panel “Inclusión financiera: nuevos modelos de negocios”, resaltó que “la inclusión financiera no es solo un tema de RSE” para los bancos, sino que también representa horizontes de oportunidades en materia comercial.

En la 50° Asamblea Anual de FELABAN, la especialista explicó que la institución, que impulsa todos los fines de octubre el Día Mundial del Ahorro, “fondeó un programa de asistencia técnica que duplicó el número de cuentas de ahorro entre los pobres”, y explicó que para lograr esto, la idea central debe ser “la tecnología y la digitalización”.

“Más de 2 millones de adultos no tienen un banco o una cuenta de ahorro, y eso los puede ayudar a crear bienestar en sus familias y comunidades”, detalló ante un auditorio colmado en el Salón Pacífico del hotel Hilton de Puerto Madero.

En el marco de la posición del instituto ante la cumbre del G20, Suárez aseguró: “Instamos a todos los sectores a generar un ambiente propicio para la inclusión financiera y lo consideramos un factor clave para el desarrollo sostenible”.

“Acogemos con beneplácito la decisión de desarrollar principios de alto nivel en inclusión financiera, para extender el acceso del mercado financiero a los sectores no incluidos”, señaló.

La institución de alcance global, es una Asociación Bancaria Internacional que reúne a más de cien mil bancos minorista de 80 países y representa activos de 17.000 millones de dólares.

La promoción que realizan en el desarrollo de sectores inclusivos dio sus frutos, en el 2003 la WSBI organizó una conferencia sobre acceso financiero en Bruselas donde “realizaron un estudio que reveló que de 1,4 millones de cuentas de ahorro de bajo balance en todo el mundo, 1,1 millones fueron administradas por bancos miembros de la institución”, por lo que Suárez aseguró: “nos sentimos muy orgullosos”.

“En el WSBI promovemos posiciones de inclusión financiera que abogan por la igualdad de condiciones y una regulación ante los líderes del G20. Tenemos una cooperación muy fluida con el organismo que se encarga de liderar las políticas a nivel mundial con los actores políticos de inclusión financiera que también aboga la financiación a las Pymes”, subrayó.

Explicó que las áreas prioritarias de la institución son la educación financiera, el dinero móvil, las micro finanzas y la digitalización, para “fomentar el uso activo y el acceso de cuentas de ahorro entre los pobres”.

Suárez presentó casos de éxitos de bancos miembros del WSBI, que implementaron programas de inclusión financiera, y mostró que en esos casos “lo que se necesita es un profundo conocimiento del segmento que se está atendiendo para poder llegar a él”.

El moderador de este panel fue Beltrán Macchi Salin, presidente del Comité Latinoamericano de Educación e Inclusión Financiera de FELABAN – CLEIF.

 


 

Destacan que Argentina progresó en su bancarización pero advierten que aún falta “cultura financiera”

La educación y el acceso a los servicios bancarios y financieros es la apuesta a mediano y largo plazo del Santander Río

Buenos Aires, 8 de noviembre de 2016 – El gerente de Comunicaciones Corporativas y Estudios Económicos del Santander Río, Sergio Galván, destacó hoy los progresos de la región en materia de bancarización de sus ciudadanos pero insistió en que todavía el uso de servicios financieros es “limitado” y señaló que “ese es el gran desafío a mediano y largo plazo”.

“Tanto Argentina como Brasil han progresado en bancarización –describió Galván-: Brasil ya tiene el 80 por ciento de la población adulta con cuenta bancaria y Argentina no lo ha hecho mal y ha llegado al 50 por ciento, contra un promedio de 51 de la región”.

Galván, quien entiende a la bancarización como una medida de progreso social, indicó que el verdadero déficit de Argentina es en el acceso a los servicios financieros de adultos jóvenes, que alcanza al 21 por ciento, contra el 37 en la región.

“Tenemos que cerrar esa diferencia entre la Argentina y la región y para eso debemos lograr que quien tenga una cuenta aprenda y haga uso intensivo de los servicios”, dijo Galván.

Explicó luego que el ejecutivo del Santander Río y su equipo abrieron oficinas de inclusión financiera que apuntan a prestar servicios bancarios y financieros en sectores postergados, combinado con planes de educación en economía y finanzas en varios niveles.

“La primera condición es que la comunidad quiera tener un banco y para determinar esto la clave es encontrar el referente comunitario que valide la comunidad. Puede ser el cura, el intendente o cualquier otro referente”, precisó Galván y mencionó que esta búsqueda del representante es lo más complejo del proceso.

“Tenemos cuatro oficinas ya abiertas y una quinta en gateras”, comentó y relató que “La Juanita es la primera que abrimos en julio 2012 y comenzó cuando el Presidente del banco estaba escuchando a un referente social de La Matanza, una zona muy pobre, que hablaba de la necesidad de tener un banco”.

“Nació de la nada, en un baldío y todo el proceso de construcción fue hecho por la comunidad: los empleados son también de la comunidad”, recalcó.

Según comentó Galván, el ciclo económico que se vivía en el 2012 no ayudó a La Juanita pero destacó que “pudieron sostenerse, es decir que lo mejor está por venir”.

“El gran objetivo es poder trabajar sobre el producto más sofisticado que es el microcrédito”, definió.

Galván aclaró que las cuatro oficinas, cuyo concepto es más amplio que el de la mera sucursal, “no tienen nada que envidiarle a una sucursal de Recoleta, es igual, y también esto es clave”.

“La apuesta en serio es al largo plazo, que el chico y joven aprenda lo que son los servicios financieros porque la oportunidad de negocios es que los ‘millennials’ (nacidos a partir de 1980) sepan cuando crezca de qué se trata el servicio financiero”, apostó el gerente del Santander Río.

No obstante, advirtió que “esto no se puede hacer sin educación financiera” y puntualizó que el banco estableció convenios con escuela técnicas para la enseñanza de economía y finanzas, con capacitación de los docentes.

“Uno ve que muchos micro emprendimientos fracasan no por lo técnico sino por lo económico”, señaló y aclaró que los planes de enseñanza alcanzan a las universidades y que se está trabajando para llevarlo a la enseñanza media y también inicial.

Todo bajo el entendimiento de que “la misión importante es contribuir al progreso de las personas y las empresas, un eslogan bonito, pero que tiene base en el principio de que no hay negocio sustentable si la comunidad no lo es. Esa es una convicción muy fuerte del Banco”, concluyó

 


 

El 60% de la población latinoamericana no está bancarizada y realiza el 70% de sus pagos en efectivo

Así lo indicó un alto ejecutivo de la firma Accenture en el marco de la 50 Asamblea Anual de Felaban. Recordó que en América Latina “hay más celulares que cuentas bancarias”, por lo que sugirió a las entidades financieras aprovechar mejor esa herramienta para brindar servicios financieros

Buenos Aires, 8 de noviembre de 2016 – Seis de cada diez latinoamericanos carecen de cuenta bancaria y realizan el 70 por ciento de sus pagos en efectivo, por lo que allí existe una “oportunidad de negocios” para el sistema financiero, lo cual representa un desafío para los bancos.

Así lo señaló hoy el director ejecutivo, Responsable del Área de Transformación Digital para Servicios Financieros en América Latina de la firma Accenture, Nuno Lopes Alves, al exponer en el panel sobre “Inclusión financiera” en el marco de la segunda jornada de la 50 Asamblea Anual de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban).

“Debemos tener en cuenta que la población no bancarizada busca también ahorrar para acumular riqueza, hacer inversiones en pequeños negocios, y también necesitan, por ejemplo, crédito para pequeñas inversiones en el hogar y educación de los hijos”,  dijo el ejecutivo de Accenture, multinacional dedicada a la prestación de servicios de consultoría, servicios tecnológicos y outsourcing.

Señaló que los sectores de menores recursos captan 20% de los préstamos, en general en la informalidad, y tienen 8% de los ahorros, pero fuera del sistema bancario, por lo que existe “mucho potencial para ir más allá” en ese sector.

En Estados Unidos, los sectores no bancarizados suman 70 millones de personas y gastan 1,3 trillones de dólares (1,3 billones en español).

Como ejemplo del potencial que tiene llegar a esos sectores fuera del circuito financiero, dijo que Indonesia “tiene en el área de microbanking al sector más rentable de su negocio. Si lo hacemos adecuadamente hay dinero para los inversores”.

Pero advirtió que la no bancarizada “es una población muy distinta a lo que los bancos están acostumbrados”, y por ello es necesario adecuarse a sus necesidades”, ya que si se parte de un servicio tradicional el costo sería muy alto, por lo que recomendó apelar a las nuevas tecnologías, como los smartphones.

“Debe ser un negocio rentable, porque si no hay beneficio para los inversores esto tiende a agotarse”, explicó Lopes Alves.

Dijo que es necesario “permitir depósitos de minoristas y hacer el uso de nuevas tecnologías, por ejemplo, a partir de padrones de llamadas telefónicas”.

“Hay que recordar que este potencial cliente tiene un dispositivo en sus manos, ya que hay más móviles que cuentas bancarias en América Latina”, señaló Lopes Alves.

Dijo que en los sectores poblacionales no bancarizados “hay una necesidad, más que de educación, de protección, con productos y servicios diseñados en este tipo de clientes. Dar servicios adecuados permite un empoderamiento, restituir la dignidad y el orgullo en esta población para reducir la desconfianza”.

“Hay que empezar por definir el portfolio que se quiere llevar adelante”, explicó Lopes Alves.

“Es importante el sistema de pagos y ahorros, canales digitales, pero también la que pueden ofrecer aliados, como los minoristas, hay que buscar innovación, como análisis de riesgo a partir de llamadas, rever las características de productos, como en los microcréditos, donde se puede adecuar al flujo de caja, como un agricultor, reducir el costo de transacción”, señaló.

“Buscar acceso financiero, es más que hacer ´banking´, hay que adoptar medidas para esto. Hay que hacer el mejor uso de las tecnologías disponibles, ya que por ejemplo ya se pueden utilizar aplicaciones como whatsapp”, indicó.

Dijo que “en Accenture creemos que esto se hace en dos velocidades, ya que se pueden hacer servicios diseñados para la gente de baja renta, sostenidos, por ejemplo a través de ´servicios robots”.

Destacó la necesidad de “pensar en servicios que quepan en la cultura y el día a día de tipo de cliente”.

Macchi Salin, Suárez, Galván y Lopes Alves

Contacto de prensa:

Deiby Andrés Ramírez Vanegas
Federación Latinoamericana de Bancos FELABAN
dramirez@felaban.com
(571) 7451187
Cel 3204503897

Rubén Mattone
Asociación de Bancos de la Argentina (ABA)
rmattone@aba-argentina.com
(54-11) 4393-9764
Cel 156603-4004